Las pesadillas y los terrores nocturnos no son lo mismo, primero por que ocurren en diferentes momentos de la noche. Las pesadillas pueden empezar a aparecer entre los 2 y 3 años y ocurren en la segunda parte de la noche y son recordadas al otro día y pueden llegar a generar ansiedad para la hora de dormir. En el caso de los terrores nocturnos, estos ocurren entre los 3 y 8 años de edad aunque en algunos casos aparecen más pronto. Estos se producen en la primera parte de la noche y los niños no tienen consciencia de lo que está pasando ni que alguien los acompaña. Al otro día tampoco tienen recuerdo de lo ocurrido y cuando ocurren terminan tan abruptamente como empiezan. Aquí la clave es acompañar a nuestros hijos mientras dura el episodio pero sin tratar de despertarlos que pasará por sí mismo. La manera de minimizarlos consiste en cuidar el descanso de nuestros hijos.

Noches de Sueño

Consultoría de sueño para bebés y niños de hasta 5 años.

Contacto

Ciudad de México
alejandra@nochesdesueno.com

Noches de Sueño 2019 © Todos los derechos reservados.