¿Por qué tu hijo despierta llorando de la siesta o en la noche?

Acuestas a tu hijo para la primera siesta del día y de repente, después de 20 minutos oyes a tu hijo llorar. O peor aún, durante la noche, tu hijo despierta cada hora o 2 llorando desconsolado y cuando lo revisas pensando que podría estar enfermo encuentras que no tiene nada. Pero entonces,  ¿Por qué tu hijo despierta de las siestas y por las noches llorando?

La primera razón es porque no durmió lo suficiente. Para que una siesta en el día se considere reparadora, se necesita que duerman por lo menos una hora. Si se levantan antes de este tiempo encontramos que todavía siguen cansados pero como ya han liberado la suficiente presión de sueño es complicado que se vuelvan a dormir. Para el caso de sueño por la noche, según la edad (una vez que su ritmo circadiano haya madurado y pasen más tiempo dormidos durante la noche) dependerá el número de horas recomendado y éste es mucho mayor a las 7-8 horas que un adulto necesita.

La segunda razón es porque aun cuando tenga sueño no sabe cómo volver a conciliarlo por sí mismo. En cada cambio de ciclo de sueño hay despertares para asegurarnos que todo está como lo dejamos. Si tu hijo se duerme con la mamila de leche o en la cama de sus papás y a la hora de despertarse está sólo en su cuna, obviamente necesitará de ayuda para volver a dormir. Si todo está como lo dejó desde el principio, entonces volverá a dormir por sí mismo sin que su cerebro lo tome como interrupción de sueño. Para esto, necesitamos acostarlo relajado pero despierto después de haber realizado una rutina para antes de la siesta o la hora de dormir y no mecerlo, darle pecho o mamila hasta que se quede dormido o que empiece el sueño en tu cama  y después pasarlo a la suya. Con esto eliminaremos los despertares por la noche logrando noches de sueño sin interrupciones que afectan la calidad y cantidad del sueño.

Finalmente, hay niños que aun cuando durmieron el tiempo adecuado en la siesta y durmieron de corrido en la noche, despiertan de mal humor. Esto solo sugiere que el temperamento de tu hijo es un poco lento para adaptarse a los cambios y debes darle su tiempo y espacio. Lo que debes de observar en el día es que esté descansado, tranquilo y participativo en las actividades diarias.

Leave a Comment

Noches de Sueño

Consultoría de sueño para bebés y niños de hasta 5 años.

Contacto

Ciudad de México
alejandra@nochesdesueno.com

Noches de Sueño 2020 © Todos los derechos reservados.